Así fue la presentación de Al abrigo del frío en Baza

 

Francisco Beltrán Sánchez nos deja la crónica de la presentación de su último poemario, Al abrigo del frío, en Baza:

El pasado viernes día 17 de noviembre, tuvimos en Baza, ciudad configurada en las intersectas coordenadas de lugar y tiempo en la clave de la Cultura y el Humanismo, un entrañable encuentro Al abrigo del frío' de este otoño confuso que amenaza con un invierno desconcertado.

Fue un encuentro al calor de los versos del poemario Al abrigo del frío, en la voces de Yolanda García, Samuel, Isabel Gómez, Hawa, Esther Casares y Pedro Enríquez y de los compases de la música del Chelo de Miguel Ángel Alegre y de la Guitarra de J. Eugenio Soto.

«Y como en el embrujo de un cuento... Era una tarde-noche en Baza bajo un "cielo profundo, más hondo que el pozo de las estrellas", un pozo "tan lejos y tan cerca del tiempo en los espejos sin fondo", era el sitio donde fue en hora "la mesura que es calor de la charla en la escucha", donde quedó "la escucha postrera de los ecos híbridos de las percusiones" salvando "el invierno en primavera" y dibujando "el otoño como puerta del invierno" mientras venimos al mundo sin dolor en un poema amable que nos recuerda que no olvidemos nunca 'Beber los vientos', y que siempre la gramática de lo humano ha de ser sin dogmas fundamentalistas. En esta noche bastetana, donde la cultura es esa aleación indeleble sobre el cruce de coordenadas en el crisol del tiempo, pudimos sentir que no hay hecatombe, ni camino abierto a nuestra condición inalienable de 'Refugiados' que no sea posible superar "en el trayecto descarnado de un verso", en el rumbo propuesto desde el "timón a manos del poeta". Así, partiendo de un prólogo lleno de poética y sentido de la razón para superar el desencanto más allá de lo material, pasamos a los versos desde las Penumbras, a las Estancias y desde éstas a los Horizontes en caminos de ida y vuelta llenos de reciprocidades, hasta llegar al Epílogo; Epílogo, remanso poético en la prosa donde se nos vuelve a recordar "Que tome lugar la poesía en el sitio de las normas y las vallas", que lo haga en "versos plenamente humanos, sin medida, con entrega plena", que "una obra poética extiende su eco más allá de su límite de páginas."».

Como autor de Al abrigo del frío he de dar las gracias, en mi nombre y en el de la obra, al Ayuntamiento de Baza, que en el acto tuvo su referente en Yolanda Fernández Martínez —Concejala de Cultura—, a Aula de Poesía y Humanismo Dama de Baza, con cariño y muy especialmente, a Rafael García, sin el que este evento no hubiera sido. También agradecer la conducción del acto a Juan Antonio Díaz, extraordinario historiador y buen amigo. Y mil gracias a quienes con su voz y su música han hecho que ya sean de la gente mis poemas. Por último agradecer siempre a Ismael Diadié sus palabras y pensamiento para esta gavilla de poemas, igualmente a Pedro Enríquez por su Epílogo y por dar vida con su voz a Al abrigo del frío.

Espero que los versos de este poemario os lleguen un poquito a ese Ecuménico Humanismo que todos compartimos y que ha de ser activo para este complicado mundo en el que habitamos y caminamos. Muchas Gracias.