Así fue ‘Nada en la vida es isla’ en Puebla de los Infantes

El pasado sábado estrenamos abril como más nos gusta, con la presentación de un nuevo libro. En la Biblioteca Municipal de la Puebla de los Infantes estaba todo preparado para acoger la puesta de largo de Nada en la vida es isla, del poeta Diego Castillo Barco, que en esta ocasión ha cambiado de género para ofrecernos una pequeña colección de aforismos.

José María Rodríguez Fernández, alcalde del municipio, dio la bienvenida al acto cultural y ofreció unas bellas palabras a la labor que durante años lleva realizando Diego por las letras en su pueblo, haciéndolo extensivo a toda la provincia.

Alejandro Santiago, editor, agradeció la confianza que el autor mostraba de nuevo en la labor de Editorial Nazarí y se mostró encantado de volver a Puebla de los Infantes a presentar un nuevo libro. Son ya los autores locales a los que ha publicado y siempre han acogido las novedades con agrado.

Pedro Luis Ibáñez Lérida, escritor y crítico literario, compañero de Diego en la iniciativa cultural Letras Celestes, realizó un recorrido por la trayectoria literaria del autor, hasta desembocar en este nuevo libro de aforismos, hilando una publicación con otra y la necesidad de la lírica en este género.

Diego Castillo Barco se mostró muy agradecido con el público asistente y con los componentes de la mesa. Nos estuvo contando su relación con la filosofía y el mundo de los aforismos desde hacía muchos años, y el pensamiento que tenía de cambiar de género, aunque sin alejarse demasiado de su mundo poético. El resultado son los más de 200 aforismos que se recogen en Nada en la vida es isla.

Tras la intervención de Diego el público se animó con varias preguntas y algunos se mostraron sorprendidos al ver al poeta en algo diferente a lo mostrado hasta ahora. El acto terminó con la dedicatoria de ejemplares por parte del autor.