Desde Nazarí reconocemos la suerte que tenemos de haber publicado Los papeles de Juan Español. I La mano quemada: en Guadix, Francisco Gil Craviotto estuvo acompañado por Encarni Pérez, Alberto Granados y el inigualable Antonio Enrique.

Encarni Pérez introdujo el acto y dio las gracias a los miembros de la Escuela de Adultos que nos acompañaron durante el acto en el Ayuntamiento, un lugar espléndido para desarrollar cualquier tipo de evento.

Juan Peregrina comentó en la introducción de la editorial lo contentos que estamos con el hecho de que Francisco Gil Craviotto nos permitiera publicar su novela, “La mano quemada”, primera parte de ‘Los papeles de Juan Español’, ya que el valor literario de la obra no tiene discusión.

Alberto Granados que, a traición, fue requerido en la mesa —ya que iba a comentar algo al día siguiente en Baza— brevemente expuso la importancia de una obra así: sobre una época complicada de nuestra historia, vista con los ojos de un niño y escrita con el gracejo de Gil Craviotto, narrador experimentado, cronista, ensayista, traductor y amante de las letras.

Antonio Enrique disfrutó hablando de un escritor como Craviotto que utiliza la memoria y la buena literatura para sobrevivir: recordó la honestidad del escritor, honestidad moral y literaria como artista, como narrador y como persona. Habló de los pueblos, de la infancia y de alguna parte de la historia de “La mano quemada” como la de la niña de los titiriteros que acaba en la casa del protagonista descubriendo que no ha de hacer lo de siempre ya que le dan comida sin pedir nada a cambio, rompiendo la rutina de la niña y sorprendiéndola ya que dar algo por nada no entraba en los planes de vida que le habían impuesto. Entrañable gesto, convertido en ejemplo por este gran comentarista y presentador, cuya sabiduría y referentes son inagotables como dejó constancia en un acto cargado de amor por la literatura y la palabra escrita.

Añadir comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *