Daniel Fuentes Casado

Daniel Fuentes Casado. Me matriculé en literatura en Berlín para por fin vivir lo que había leído. El cabrón de Hegel me hizo despertar del sueño dogmático del Idealismo, así que me tuve que ir a Granada a desintoxicarme del Espíritu Absoluto y del germánico yugo. Allí conocí a mis compañer@s de las armas y las letras, queridísim@s cuates de Letra Clara y Letra Turbia, que vivían como los detectives salvajes de Bolaño. Nos hicimos cargo de la revista Letra Clara, a la que sin querer dimos la puntilla. Una vez llegamos a las manos por una sola coma con otra revista literaria.

Antes de trabajar 40 horas a la semana y de que Internet cambiara definitivamente la pauta de lectura y de casi todo, había tiempo para escribir. Ahora que ya no voy de maldito y me puedo permitir no ser ágrafo, quiero honrar aquellos años letraheridos de lectura febril y escritura compulsiva. El año pasado Nazarí sacó de la caverna a El Hombre Analógico, primera entrega de la saga. Este año celebramos los estertores de la pandemia con este canto a la Esperanza que pretende Ubicuo alud de nívea luz divina. Su tesis equivale a una promesa o aun a una amenaza: la esperanza es una altísima forma de combate. El que avisa no es traductor.

Libros de Daniel Fuentes Casado